Próx Evento:

  • 00 DIAS
  • 00 HR
  • 00 MIN
  • 00 SEG
+

La batalla por la verdad

La batalla por la verdad

Categories:

Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad?”Juan 18:37-38

Es claro que un versículo no crea una norma doctrinal. La verdad es determinada en la palabra de Dios :

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” Juan 8:31-32

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Juan 14:6

La biblia también nos dice : “Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia” en Efesios 6:14

Para un cristiano la verdad es determinada porque la verdad le ha dado identidad, una nueva naturaleza y vida. Vida en abundancia. 

El cristiano está llamado a vivir la verdad, en verdad y defender la verdad.

Sin embargo; “la verdad” hoy en día dista mucho de la afirmación anterior. La aplicación ha cambiado y la verdad es enseñada a conveniencia. Hemos tenido evidencia de la división de iglesias, familias y hermanos por defender la supuesta verdad.

El post-modernismo es lo que los intelectuales llaman hoy en día con el concepto de relativismo; y lamentablemente hay en la iglesia un gran movimiento hoy en día que se mueve en esta dirección.

El post-modernismo indica que cada grupo social crea su propia verdad. No hay absolutos. Usted tiene su verdad y si esa verdad le funciona a usted pero no a mi está bien. Sin embargo; no es solo una postura, ha creado una moral de pensamiento.

Como lo afirma el Dr. Albert Mohler (presidente del Southern Baptist Theological Seminary (Lousville, Kentucky); para los post-modernos “la verdad no es universal, no es objetiva o absoluta, y no puede ser determinada por un método comúnmente aceptado”.

De la misma manera John MacArthur comenta: “el postmodernismo ha perdido completamente el interés en la verdad, insistiendo en que no hay tal cosa como absoluta, objetiva o una verdad universal”.

Tenemos entonces un escenario de lo absoluto vs lo relativo, donde ambos extremos batallan uno con el otro para ver quien domina a quien.

El Modernismo según el conocimiento del hombre dio inicio en el siglo XX y el Post-Modernismo en el sigo XXI. Sin embargo; la Biblia enseña que el Post-Modernismo empezó en Génesis 3:1 : “Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?”. Esta frase “con qué Dios ha dicho?; dicho en otras palabras es: “tienes derecho a tus cuestionamientos, tienes derecho a cuestionar a Dios y decirle no”

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.” 1 Juan 4

Juan tiene el amor por bandera. Pero él da una advertencia: “no crea a todo espíritu, no se vaya por la apariencia”. Primero va a la verdad, y luego al amor.

La verdad determina el límite del amor. Juan nos pide que no seamos crédulos, que no seamos impresionables.

No se trata de lo que creamos o sintamos. Debemos pasar la información por un análisis y ese análisis es la doctrina que es la palabra de Dios.

Todo cristiano debe “no creer de primera entrada” sino “pesar” la información.

La iglesia ha tenido y tiene pseudo-profetas. Vivimos tiempos donde la iglesia está ensimismada; es decir centrada en sí misma. Nos hemos vuelto arrogantes, odiosos, egocéntricos y hemos perdido la razón de ser de la iglesia. Nos hemos hemos peleado por asuntos de doctrinas secundarias cuando la doctrina fundamental es lo más importante. Se ha hecho mayor énfasis a los que están adentro y no a los que están afuera. Hemos perdido el enfoque de la iglesia el cual es evangelizar:

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” Mateo 28:19

Debemos dar a conocer al Hijo, y cuando nosotros conocemos al Hijo damos a conocer al Padre.

Cuando los cristianos toman decisiones deben hacerlo con base a los principios de la palabra de Dios; por ejemplo al dar un voto matrimonial, elección de un trabajo, etc. No podemos simplemente basarnos en doctrina general, debemos hacerlo en doctrina fundamental. Los principios de Dios no son post-modernos, por lo tanto nuestras decisiones deben estar basadas en su palabra y no en el sistema del mundo.

Jesús dice en Juan 18:37 “vino al mundo para dar testimonio a la verdad”. El mundo es un sistema pensamiento, donde Cristo Jesús ha venido para ser luz. Si usted es cristiano no necesita un pensamiento filosófico, y no puede ser post-moderno; debe reflejar esa luz que es Cristo en medio de un pensamiento caído. Jesús vino a testificar la verdad y la verdad no está en el hombre. La verdad está en Cristo y la verdad es Cristo. Hay absolutos.

Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.” Juan 18:37

El que tiene la verdad la comunica, y al que se le ha comunicado o la recibe en obediencia y sometimiento o es un rebelde. Todo aquél que es de la verdad oye la voz de Jesús : “Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.”

Pablo tampoco era post-moderno, y en 1 Corintios 1:17-19 nos dice: 

“Así que, al proponerme esto, ¿usé quizá de ligereza? ¿O lo que pienso hacer, lo pienso según la carne, para que haya en mí Sí y No?. Mas, como Dios es fiel, nuestra palabra a vosotros no es Sí y No.” El sí y el no es de la carne, es del mundo y el mundo es relativo, la palabra de Dios es absoluta.

Dios nos ha provisto de todo lo que necesitamos y lo hemos tirado al suelo; y cuando hacemos esto nos llenamos de remordimiento limitando la verdad y convirtiéndola en una religión.

La iglesia ha querido moralizar al mundo, pero este no se moraliza porque no entiende las cosas del espíritu. La iglesia debe evangelizar al mundo no moralizarlo. Solo podemos cambiar la sociedad si proclamamos el evangelio. Nuestro llamado es llevar a los pecadores al arrepentimiento.

La proclamación de la verdad es una batalla espiritual, no estamos peleando por filosofías humanas. Muchas veces cambiamos doctrina por posición teológica. El problema es que si la iglesia se mueve por emociones le da a estas un rango autoritario; y los que no se mueven por emociones no creen. En resumen se trata de evaluar a la luz de la palabra lo que es de la palabra.

CS Lewis en su libro “Screwtape Letters”, nos da una perspectiva de lo que sucede en estos tiempos de post-modernismo. Nos muestra la siguiente analogía donde Satanás llama a Dios como enemigo, y a nosotros como los pacientes. A continuación un extracto:

“Tomo nota de lo que dices acerca de orientar las lecturas de tu paciente y de ocuparte de que vea muy a menudo a su amigo materialista, pero ¿no estarás pecando de ingenuo? Parece como si creyeses que los razonamientos son el mejor medio de librarle de las garras del Enemigo. Si hubiese vivido hace unos (pocos) siglos, es posible que sí: en aquella época, los hombres todavía sabían bastante bien cuándo estaba probada una cosa, y cuándo no lo estaba; y una vez demostrada, la creían de verdad; todavía unían el pensamiento a la acción, y estaban dispuestos a cambiar su modo de vida como consecuencia de una cadena de razonamientos. Pero ahora, con las revistas semanales y otras armas semejantes, hemos cambiado mucho todo eso. Tu hombre se ha acostumbrado, desde que era un muchacho, a tener dentro de su cabeza, bailoteando juntas, una docena de filosofías incompatibles. Ahora no piensa, ante todo, si las doctrinas son “ciertas” o “falsas”, sino “académicas” o “prácticas”, “superadas” o “actuales”, “convencionales” o “implacables”. La jerga, no la argumentación, es tu mejor aliado en la labor de mantenerle apartado de la iglesia. ¡No pierdas el tiempo tratando de hacerle creer que el materialismo es la verdad! Hazle pensar que es poderoso, o sobrio, o valiente; que es la filosofía del futuro. Eso es lo que le importa.”

La adoración se vuelve hacia nosotros mismos; y sometidos a la doctrina revelamos nuestra naturaleza.

Estamos viviendo tiempos donde han emergido falsos profetas que presentan a la iglesia como algo “light”; con filosofías post-modernas, donde quieren llevar a la iglesia el sistema del mundo porque este es “cool”. Por ejemplo; la Biblia nos enseña como debemos entrar a la presencia de Dios. No podemos proceder como lo haría una persona que aún no conoce a Jesús en un concierto secular. La palabra de Dios nos dice que delante de Su trono todos se postran. Hay una manera de hacerlo. 

Esta falsa enseñanza que se ha introducido a la iglesia argumenta que tienen una “ortodoxia generosa”. Es decir: “podemos hacer lo que nos de la gana, tener tres esposas porque Salomón las tenía, puedo ser católico, evangélico, ir la iglesia y tener una ética e ir al trabajo y tener otra”.

Dios no es postmoderno. Dios se mueve en absolutos. Cuando no encontramos en una situación la verdad, es porque esta ha muerto.

La verdad no es una postura ideológica. La verdad es una persona: Cristo Jesús.


Compartimos: Obituario The New York Times – 24 Marzo 2011

“Hoy lloramos la muerte de un querido amigo, Sentido Común, que ha estado con nosotros durante muchos años. No se sabe con certeza la edad que tenía, puesto que sus registros de nacimiento se perdieron hace mucho tiempo entre las formalidades de la burocracia.

Será recordado por haber cultivado lecciones tan valiosas como saber “tener los pies en la tierra” o por qué los pájaros madrugadores son los que consiguen lombrices, y, también, por reconocer la validez de frases talescomo “la vida no siempre es justa” y “tal vez haya sido yo el culpable”.

Sentido Común vivió bajo simples y sensatas políticas financieras (no gastar más de lo que se gana) y estrategias confiables (los adultos, no los niños, están al mando).

Su salud comenzó a deteriorarse rápidamente cuando las regulaciones bien intencionadas, pero ineficaces, fueron fijadas en su lugar. Noticias como la de que un niño de 6 años de edad fue acusado de acoso sexual por besar a una compañera de clase, adolescentes expulsados del colegio por utilizar enjuague bucal después de comer, o la de una maestra que fue despedida por reprender a un alumno indisciplinado, solo empeoraron su condición.

Sentido Común perdió terreno cuando los padres arremetieron contra los maestros por hacer el trabajo disciplinar que ellos mismos habían dejado de hacer con sus ingobernables hijos. Pero declinó aún más cuando las escuelas fueron obligadas a obtener el consentimiento de los padres para administrar loción bronceadora o una aspirina a un estudiante; pero no podían informar a los padres cuando una estudiante quedaba embarazada y quería abortar.

Sentido Común perdió las ganas de vivir cuando las iglesias se convirtieron en empresas y los criminales recibían mejor trato que sus víctimas.

Sentido Común recibió una paliza cuando no podía defenderse de un ladrón en su propia casa, mientras que este podía demandarle por agresión.

Sentido común renunció finalmente a su voluntad de vivir, después de que una mujer recibiese una gran compensación económica por derramarse, a causa de un descuido suyo, un café hirviendo en un conocido restaurante de comida rápida.

La muerte de Sentido Común fue precedida por la de sus padres, Verdad y Confianza, la de su esposa Discreción, la de su hija Responsabilidad y la de su hijo Raciocinio.
Le sobreviven sus 5 hermanastros: Conozco Mis Derechos, Lo Quiero Ahora, Alguien Más Tiene La Culpa, Soy Una Víctima y Págame Por No Hacer Nada.

Fueron pocos los que asistieron a su funeral porque casi nadie se dio cuenta de que se había ido. Si aún lo recuerdas, compártelo. Si no, únete a la mayoría y no hagas nada”.

Deja un comentario