Devocional: El Fruto del Espíritu – Día #2

Avatar del usuario

Escrito por:

Gozo

Plan Devocional Día 2 de 9

Adoren al Señor con gozo. Vengan ante él cantando con alegría.

Salmos 100:2 (NTV)

Hace un tiempo empecé a buscar en la palabra de Dios, como debía entrar a Su presencia de forma correcta. Fue así, como en el Salmo 100:2 el Señor me mostró que Él deseaba que fuera a su presencia con gozo, alegría y regocijo. Sin embargo; en ese momento yo me sentía triste y angustiada a causa de una prueba que estaba pasando y volví a acudir a la palabra a preguntarle al Señor; ¿cómo podía estar gozosa en una situación que me producía tristeza? Él; en su amor, me llevó a 2 Corintios 6:10 que dice “como entristecidos, mas siempre gozosos…”.

La tristeza, la preocupación y la angustia son sentimientos humanos y debemos entender que hay circunstancias que realmente nos pueden hacer sentir tristes y no hay nada condenable en ello. El problema es cuando estos sentimientos nos controlan siempre. ¿Entonces cómo podemos permanecer gozosos en medio de los problemas? Esto sólo se puede lograr siendo llenos del Espíritu Santo, teniendo un corazón agradecido aún en tiempo de pruebas; teniendo la certeza de que nuestro Padre está en control de cada situación. Dios nos enseña a través de Su palabra que debemos estar gozosos aunque estemos en tiempos difíciles: “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas” Santiago 1:2

Al tener una relación con el Padre, manteniendo nuestra mirada fija en Jesús y dejándonos guiar por el Espíritu Santo (no por nuestras emociones); Él nos dará la fuerza para no perder el gozo de nuestra salvación en medio de cualquier circunstancia. Gozarnos en el Señor es el arma que necesitamos para afrontar las situaciones, teniendo la certeza de que como hijos de Dios tenemos una confianza segura y eterna en Aquél que dio Su vida por nosotros.

“¡No se desalienten ni entristezcan, porque el gozo del Señor es su fuerza! Nehemías 8:10 (NTV)

Oración:

Padre en el nombre de Jesús te pido que tu Espíritu Santo me llene de gozo, para poder enfrentar cualquier situación y circunstancia y así salir victoriosa (o). Enséñame a entrar en tu presencia a adorarte y alabarte con gozo. Anhelo tener una relación más cercana de tiempos extendidos contigo y poder ser llena continuamente de tu presencia. Quiero depender más de Ti en todo tiempo. Te doy gracias por todo lo que me has dado y también por lo que no. Amén.

Virginia Madrigal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/**/ //GOOGLE ANALYTICS - Derek - 2024
Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?