0
990

Mi legado

Todos los que amamos a Dios y su Palabra entendemos que el ser llamado “cristiano” implica ir en contra del mundo y lo que este ofrece. Cuando analizamos el ofrecimiento del mundo, exite una frase que dice “viva el hoy”. ¿Viva el hoy? ¿Acaso no hay mañana?
Hay que comprender que nuestras acciones van a trascender más allá del hoy. Una vez que nuestro cuerpo físico muera (ya que espiritualmente tenemos vida en Cristo Jesús) vamos a dejar un legado.
¿Qué legado estamos dejado? ¿Estamos haciendo algo diferente al resto?
Dios nos creó con un propósito muy específico…. Y nos dio todos los talentos y dones para llevarlo a cabo.
Dios tiene un doble propósito:
1. Que le demos adoración.
2. Que cumplamos su plan (general “ir al mundo y haced discípulos…” y específico asociado a cada uno pero incluidos en el porpósito general).

Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Efesios 2:10

Logramos el propósito de Dios cuando nos involucramos en las cosas que le traen a Él alabanza. Jesús dijo:

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos (Mateo 5:16)

La clave: MANTENER UNA RELACIÓN CON JESÚS .
El egoísmo nos hace pensar y vivir en función de ¿cómo será el cielo? o para los no creyentes ¿qué pasará al morir?…. Mientras que nunca pensamos que pasará con nosotros en la tierra cuando partamos…
Lo que hagamos hoy se demuestra por medio de nuestras prioridades. Es bueno cuestionarnos sobre nuestro uso del tiempo y recursos, como también la manera como manejamos relaciones. Esto dejará un testimonio para el bien o para el mal.
Analicemos la herencia que han dejado los grandes hombres como: Moises (obediencia), Abraham (heredad), David (nueva adoración) o Pablo (en sus cartas). Pero principalmente meditemos en la herencia que nos dejó JESÚS. Enseñanzas que van más allá del tiempo y de generaciones.
¿Qué de los que no fueron tan grandes? ¿Marcaron vidas? ¿Cómo prefieres ser recordado?

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. 2 Tim 1:15

¿Dejaremos a nuestros hijos un amor por la Palabra de Dios? Cuando nuestros hijos y nietos sean grandes, al mirar atrás, ellos puedan decir: “Recuerdo que mis padres leían la Biblia. Recuerdo las decisiones que hacían basados en la Biblia”.
¿Dejaremos a nuestros hijos amor por la oración? Sus hijos deben escucharles decir: “Tenemos que orar para pedir la dirección de Dios en esto”.
¿Recordarán sus hijos que los llevaban a la iglesia? ¿Recordarán de que iban regularmente a la iglesia para adorar al Dios vivo, no por obligación sino por el gran amor que le tenían a Él?
¿Cómo han aprendido sus hijos a utilizar su dinero y su tiempo?
Y nuestro testimonio cristiano… ¿Compartimos nuestra fe con otros?
Nos guste o no, nuestras acciones hoy están dejando un legado a generaciones…. ¿Cuál es ese legado?

Compartir

Prédicas Recientes

Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?