Devocional: El lugar más seguro – Día #2

Escrito por:

Cuando todo es incierto, Dios me sostiene

Plan Devocional Día 2 de 5

“Porque sol y escudo es Jehová Dios; Gracia y gloria dará Jehová. No quitará el bien a los que andan en integridad. Jehová de los ejércitos, Dichoso el hombre que en ti confía.”

Salmo 84:11-12

Estos tiempos han sido duros y llenos de incertidumbre, en mi caso el 20 de noviembre del 2019 estaba proponiéndole matrimonio a la que hoy es mi esposa y escuchando noticias de que en una región de China la gente se estaba muriendo. Llegó el 2020, fue pasando el tiempo y los pocos clientes que tenía fueron recortando costos (incluidos mis servicios), al final el ingreso se vio comprometido y teniendo la boda encima.

Agobiado me preguntaba: ¿Cómo voy a mantener a mi nueva familia y ser suplidor? —porque no veía ingresos estables—, el Señor lo único que me recordaba eran las promesas que Él me había dado y dentro de ellas siempre traía a mi mente lo que nos dice en Isaías 41:10: “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.” Si puede notar el versículo empieza con una frase muy contundente: “no temas”, y muchas veces cuando todo es catastrófico, en ruina o incierto, el Señor nos recuerda que no debemos de tener temor alguno.

¿Porqué no debemos de tener temor?, el versículo lo aclara después: “porque yo estoy contigo”, si tenemos al Señor con nosotros quién o qué contra nosotros (Ro. 8:31), si Él abrió el mar (Éx. 14) y derrota ejércitos, nos dice en su palabra que suplirá nuestras necesidades (Fil. 4:19) y que no hay justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan (Sal. 37:25). Aún sabiendo esto es muy fácil caer en el temor de la incertidumbre o falta de FE, pero en el versículo de Isaías viene otra clave importante: “no desmayes”, eso quiere decir no desmayar en buscarlo, no dejar de intimar con Él ni de leer su palabra, y en lo principal a no perder el gozo. Como resultado, tendremos todo lo que viene en el versículo posterior.

A pesar de tanta incertidumbre que tuve, el Señor me brindó un buen trabajo para levantar mis finanzas, puedo ser suplidor para mi familia y recibí tantas bendiciones en mi boda que lo único que les puedo decir es: no desmayen ante la incertidumbre, porque el Señor siempre está con ustedes y los sostiene.

Oremos:

Señor gracias por todo lo que tenemos, enseñanos a vivir por fe y no por lo que vemos porque Tú tienes cuidado de todo y lo que te agrada es que confiemos en Tu Sabiduría y en Tu Palabra que es vida y nos trae paz. Amén

David Murillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?