0
1346

Audio: Derribando fortalezas mentales

Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne;  porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo. 2 Corintios 10: 3-5.

Las fortalezas están en la mente de cada persona, y cuando el Señor nos habla como en el versículo, que andamos en la carne, es porque andamos bajo la vieja naturaleza pecaminosa. Y aun así dice la palabra, no militamos, es decir no usamos las armas espirituales, no luchamos en contra de esa naturaleza pecaminosa.
Una fortaleza es un lugar de donde algo o alguien está operando adentro. Por eso no debemos permitir que Satanás levante fortalezas en nuestra mente, no permitir que ponga pensamientos que sean contrarios a Dios. Las fortalezas son mentiras que se esconden en la razón humana esperando que sean aprobadas y creídas por nosotros para nuestra vida.
Las fortalezas pueden cambiar nuestras actitudes, nos van a limitar a crecer en el Señor, a crecer como persona y vernos conformes en la zona en la cual nos encontramos. Modifica nuestro comportamiento, es decir, vamos a actuar conforme a nuestro pensamiento. Limita la perspectiva de Dios con respecto a nuestro futuro.
Pero el Señor no quiere gente pasiva, al contrario, el Señor quiere gente que tenga sus ojos y sus oídos espirituales abiertos, que quieran y deseen ser libres.

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Romanos 8:1.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/**/ //GOOGLE ANALYTICS - Derek - 2024
Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?