0
895

Nacimos para ganar

Predica por Enrique Tacsan.
Contendiente: se define como el peleador que potencialmente puede ser el campeón. Podría decirse que es esa persona que está a una pelea de ganar, de llevarse el título.
De igual manera nosotros tenemos el potencial y el conocimiento para vencer las dificultades que nos han querido derrotar.

Pelea la buena batalla de la fe; haz tuya la vida eterna, a la que fuiste llamado y por la cual hiciste aquella admirable declaración de fe delante de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Recalcamos “Pelea la buena batalla”, la biblia nos habla que tenemos un enemigo que no quiere que ganemos esa pelea, este es el tiempo para tomar la decisión de vencer lo que me ha estado venciendo.
Debemos buscar y anhelar las victorias que nos van a llevar a dar esos pasos espirituales.
Pasos para ganar:

  1. Debemos pensar como un campeón y usted debe verse como un campeón, porque así es como Dios nos ve a todos. Somos más que vencedores.

No prevalecerá ninguna arma que se forje contra ti; toda lengua que te acuse será refutada. Ésta es la herencia de los siervos del Señor, la justicia que de mí procede-afirma el Señor-. Isaías 54:17.

Además podemos leer Romanos 8:31 y 1 Juan 4:4.

  1. No deje que sus pensamientos afecten su mentalidad de campeón.

No temas, que yo te he redimido, te he llamado por tu nombre; tú eres mío. Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas. Isaías 43: 1-2.

Dios nos creó, a veces esto se da por sentado, pero no solo nos creó, nos creó bien y con un propósito y en medio de ese propósito Dios no nos va a dejar solos, ni que afrontemos los problemas solo. “Cuando pases por el fuego de la opresión no te quemarás”. Él sostiene nuestra mano. Por eso no debemos dejarnos llevar por la emociones, más bien dejémonos llevar por lo que sabemos y conocemos que es la palabra viva y eficaz de Cristo. Debemos enfrentar las pruebas con una buena actitud.

Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia. Romanos 5:3

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?