Devocional: 2 Crónicas 7:14 – Día #2

Avatar del usuario

Escrito por:

devocional-2Cronicas-7-14-dia-02-web

Sobre el cual Mi nombre es invocado

Plan devocional Día 2 de 8

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.” 2 Crónicas 7:14

Hoy vamos a ver la porción “sobre el cual mi nombre es invocado”. Lo que la Palabra quiere dejarnos saber es que la promesa es para mi pueblo, el pueblo de Dios, el pueblo sobre el cuál se ha invocado Su nombre. Quizás usted y yo no somos judíos, pero usted y yo somos parte de la Iglesia, del cuerpo de Cristo, estamos identificados y unidos a Él. Somos la Iglesia a la cual se le ha dado autoridad, ha sido instruida y comisionada. Somos los llamados por Dios, los salvos en Cristo (Rom. 8:1), y tenemos la garantía de que Dios nos guardará (Ef. 5:29) y nos usará para cumplir sus propósitos.

Como Iglesia oramos en el nombre de Jesús, nombre que tiene poder: Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. (Fil. 2:9-11)

No debemos perder la perspectiva de las promesas de Dios para con sus hijos, las cuales tienen asegurado su cumplimiento, por lo que debemos entender que la solución a los problemas hoy existentes, no está en las cosas terrenales, sino en Dios.

Acompáñeme a orar:

“Venimos a Ti Señor, para implorar sabiduría y en entendimiento del verdadero valor de tus promesas. Señor, que no busquemos la solución a los problemas hoy existentes en nuestra propia humanidad, sino que humillados, busquemos constantemente tu rostro, pues solo tú Señor, tienes el poder para cambiar las cosas. Padre, que ninguna circunstancia de este mundo nos quite la paz y la libertad para adorarte y alabarte. Que todas estas circunstancias adversas – como dice tu Palabra – nos ayuden para bien; recordar que debemos ser obedientes de tus mandamientos y que debemos ser luz para otras personas que no encuentran la salida; tu luz, pues solo tu Señor eres el camino, la verdad y la vida. ¡Amén!”

Gustavo Salazar Madrigal


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/**/ //GOOGLE ANALYTICS - Derek - 2024
Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?