Devocional: Armadura de Dios – Día 4

Escrito por:

El escudo de la fe

Plan devocional: Día 4 de 5

Sobre todo, Tomad el escudo de la Fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

Efesios 6:16

Vivir en fe es un acto de obediencia de todos los días. Si la armadura es el uniforme de un soldado, ¿cuál de ellos quisiera ir sin protección a la guerra?

Efesios 6:16 empieza con la frase “Sobre todo”; dándole una relevancia al uso de la Fe como nuestro escudo, porque los ataques del enemigo no vienen en spray, sino, como dardos de fuego, enviados para dañarnos, distraernos y dañar a cuanto hijo de Dios puedan. El escudo además de protección sirve en el contra ataque.

La rutina y la comodidad pueden llevarnos a pensar que no es tan necesario el escudo de la fe, que solo durante las pruebas que pasamos debemos usarlo, pero la palabra de Dios nos enseña que todos los días se libra una batalla, entonces no podemos ser ajenos al llamado de tomar intencionalmente, activar y dirigir nuestra vida en Fe.

Hubo un tiempo de mi vida, donde todo “aparentemente” marchaba de maravilla, era “fácil estar ahí” y este escudo no se me hacía tan necesario, tanto que, sin darme cuenta, me estaba alejando y cayendo en una espiral de engaño por creer que la fe era necesaria solo para los momentos difíciles. Estaba allí “parqueada sin uso” Y ¡sorpresa! al poco tiempo me vi en la necesidad de recordar cómo usar este instrumento tan poderoso y empezar a ponerlo en práctica todos los días de mi vida.

Seamos diligentes, esforzados y disciplinados en ponernos la armadura de Dios con Él nos dice que lo hagamos. Dios no nos dio un escudo tan pesado que no pueda alzarse o tan pequeño que no pueda protegernos; sino para que todos los días usemos una armadura que se diseñó en el cielo para cada hijo de Dios.  Usa tu escudo de Fe ya que cuando lo abanicas envías una señal potente al mundo de a quien perteneces.  

Oremos:

Padre gracias, por diseñar a nuestra medida una armadura poderosa. Danos, por favor, la disciplina todos los días de tomar el escudo de la fe, usarlo y enseñar a otros que pueden tomar el suyo. Gracias porque nos equipas espiritualmente para las batallas!.  AMEN!

Roberto Rodríguez-Levi.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?