Devocional: Armadura de Dios – Día 7

Escrito por:

Fortalecidos en el Poder de Dios

«Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.»

Efesios 6:10

¿En cuántos momentos de nuestra vida hemos experimentado angustia y soledad; como si nuestras fuerzas se hubiesen acabado; sintiéndonos impotentes en nuestra humanidad?

En una noche de tristeza y en medio de una situación difícil, en la cual mi hijo estaba experimentando una separación con su esposa y un posible divorcio lo abracé; teníamos mucha aflicción y un dolor muy profundo en el corazón. En un momento; empezamos a orar ante la presencia del Señor, nos refugiamos en Él y le pedimos que nos fortaleciera, que confiábamos en Su amor; y empezamos a sentir Su fortaleza y abrazo en medio de esas circunstancias.

El Señor nos dio la fuerza que solamente provenía de Él mismo para salir adelante, y nos recordó Su palabra en Isaías 41:10 que dice: “Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa” Pero lo más glorioso fue, que a partir de ese día mi hijo tuvo su encuentro con el Señor.

¿A quién acudimos en medio de las dificultades? Hoy les animo a buscar refugio y seguridad en el Señor, y una vez fortalecidos en Él — y no en nuestras propias fuerzas que son limitadas— compartamos con otros lo que Dios ha hecho en nuestra vida, brindemos un abrazo, oremos por los demás, y llevémosle la fe y la esperanza que solo hay en nuestro Señor Jesucristo.

¡Solo el Señor renueva nuestras fuerzas cuando aprendemos a confiar y descansar en Él!

Oremos

Gracias Señor por tu amor y misericordia, porque tú renuevas mis fuerzas todos los días; gracias porque tú estás conmigo, y la oportunidad que me diste de clamar en mi angustia. Sé que tú estabas conmigo en esa noche de tristeza y soledad, en la cual me encontraba con mi hijo en medio de un desierto. Señor tú eres mi fortaleza y el único que renuevas mis fuerzas. Gracias por tanto amor, en el nombre de Jesús. Amén.

Marlene Mesén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?