Devocional: En la Cruz – Día #5

Avatar del usuario

Escrito por:

Justificados

Plan Devocional Día 5 de 5

“Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.”

2 Corintios 5:21

Una vez escuché a alguien decir que nuestros pecados le fueron “imputados” a Jesús en la cruz; y aunque creí haber entendido el concepto, pues no me quedaba del todo claro. Busqué ese día esa palabra, y quisiera compartirles el significado con un ejemplo:

Crecí en una familia de cinco hermanos donde soy la del medio con un gemelo, tengo dos hermanos mayores y uno menor. Cuando estábamos pequeños, podíamos fácilmente “alterarle todos los sentidos” a mi mamá pues cuando peleábamos éramos realmente terribles: mi hermano menor me echaba la culpa a mí, yo se la echaba a mi gemelo, mi gemelo al mayor… y así; ninguno nos hacíamos responsables. ¡Nos daba demasiado miedo el castigo que venía!

Pues bien, eso es imputar: atribuirle a alguien la responsabilidad de algo. Y esto fue lo que Jesús siendo Dios mismo hizo por nosotros en la cruz; pero con una diferencia radical que demuestra el amor más grande y verdadero: Él era inocente y nosotros culpables; Él llevó nuestra culpa y nos justificó a nosotros. Jesús se humilló así mismo y decidió tomar nuestro lugar para pagar la deuda que nos correspondía, Él fue castigado – sin temor, sino por amor – en nuestro lugar para darnos libertad.

En esa cruz: todas nuestras faltas, culpas, transgresiones y pecados fueron puestos sobre la espalda de Jesús y toda Su perfecta justicia nos fue “imputada” a nosotros a través de su sacrificio perfecto. En ese intercambio lo que sucedió fue: “Yo tomo tu lugar <<anota aquí tu nombre>>, recibo el castigo por ti, y a cambio te doy libertad y vida eterna”, Atte. Jesús.

Oremos:

Padre gracias por tanto amor, gracias por la nueva vida que nos has dado en Cristo. Gracias amado Jesús por morir por nosotros y tomar nuestro lugar aún sin merecerlo. Enséñanos Señor a vivir con esta verdad presente todos los días para que todo lo que hagamos te traiga gloria, honra y honor sólo a ti. Señor, hoy te pedimos que tengas misericordia de quienes aún no te conocen y que a través de escuchar tu palabra que es viva y eficaz, puedan acercarse a ti pues sólo tú les puedes dar vida. En el nombre de Jesús te lo pedimos. ¡Amén!

Alejandra Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?