Devocional: Mostrando Fe en mi Trabajo – Día #2

Escrito por:

Integridad y honestidad en los negocios

Plan devocional Día 2 de 7

“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado.” Salmo 1:1

Cuando se nos pregunta «si somos honestos o íntegros» pensamos en que no robamos o no somos personas que hacemos daño a otros. Sin embargo la integridad no se trata solo de que tan “buenos somos”, se trata de como somos cuando no nos ven, yo lo definiría como: “Mostrar a Jesús por medio de nuestra vida en todo lo que hacemos”.

Es muy común ser tentados por las cosas del mundo y resistir a ellas, pero es más difícil cuando estas tentaciones se pasean frente a nosotros en momentos de dificultad. Recién casado, como la mayoría de hombres tenía la presión de tratar de ser el hombre de la casa y suplir las necesidades del hogar. Mi esposa acababa de renunciar a su trabajo, lo cual fue muy estresante y preocupante para mí en ese momento. En ese tiempo, me invitaron a cotizar un proyecto fuera de la capital, y al llegar el encargado del proyecto me dijo: «gracias por venir, el proyecto es suyo pues con solo venir me indica su interés. Entregue sus papeles, se va ganar $40.000 en 1 mes, y me tiene que dar $3.000 por proclamarlo el ganador del proyecto”. Por mi mente pasaron todas las deudas, problemas y hasta el diezmo que podía dar con el dinero de ese proyecto. Pude haber tomado el dinero, y alivianar muchos meses de finanzas, mi esposa ni nadie se iba a dar cuenta, e iba a ser todo de manera oficial por el encargado de administrar el proyecto. Salí de la oficina, me fui al carro y lloré por haber dicho que no, el Señor trajo a mi memoria:

“Mejor es el pobre que anda en su integridad que el de labios perversos y necio”. Proverbios 19:1

Es muy difícil decir que NO en momentos de debilidad y necesidad, pero no podemos vender nuestra relación con Cristo por dinero (no seamos como Esaú que vendió su primogenitura por un plato de lentejas).

Oremos:

“Señor este día te pido que aumentes nuestra fe, que traigas a memoria de donde nos has sacado y el valor que tenemos en tu reino. No nos dejes caer en las tentaciones de este mundo, permítenos ver el pecado y poder huir de el. Cierra toda puerta que nos pueda hacer caer y trae revelación de tu Espíritu para saber decir que NO y ver más allá de lo que nuestra humanidad puede ver. Renunciamos a toda obra deshonesta que hayamos hecho y perdona nuestros pecados. En el nombre de Jesús, amén.”

Bernardo R.

Recommended Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?