Devocional: El Diseño de Un Hombre – Día #1

Escrito por:

Su corazón

Plan devocional 1 de 5

¡Así que sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni sientas pánico frente a ellos, porque el Señor tu Dios, él mismo irá delante de ti. No te fallará ni te abandonará».

Deuteronomio 31:6

Hoy en día escuchamos dos visiones diferentes de lo que debe ser un hombre, una parte de la sociedad nos dice que los hombres deben ser duros y poco emocionales, mientras otra parte nos dice que los hombres deben llorar, ser sensibles y vulnerables. Pero, ¿qué nos dice la Biblia sobre lo que debe ser un hombre? ¿Cuál es el diseño de Dios para un hombre?

Para responder estas preguntas quiero que veamos la vida de David. Este rey guerrero y valiente fue reconocido por Dios como el hombre conforme a su corazón. Sin embargo, en los salmos que escribió podemos encontrar como este hombre pasó por muchas de las situaciones y emociones que nosotros vivimos diariamente: alegría, tristeza, inseguridad, dolor y preocupación. ¿Qué lo hizo ser llamado un hombre conforme al corazón de Dios si se parece tanto a nosotros? La respuesta es que David guio su vida no por sus emociones o situaciones, sino por la confianza en quién era su Dios:

«El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida; ¿de quién tendré temor? Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón;» Salmo 27 1-3

David no puso su confianza en sus fuerzas, aunque era un guerrero fuerte, ni tampoco se dejó llevar por sus emociones, aunque era emocional como usted y yo. David confió en Dios aún en la peor de las situaciones o el peor de los dolores, y esa es la verdadera valentía, quitar nuestra mirada de nosotros mismos, de lo que tenemos o de lo que nos falta para actuar y creer en el Dios Todopoderoso que va delante de nosotros.

Oremos

Padre, hoy te doy gracias por tu amor y fidelidad, gracias porque sé que como hijo tuyo camino por mi fe en ti y no por las situaciones que vengan contra mí. Sé que mi corazón podrá estar triste y preocupado pero ese día quiero confiar en que tú eres mi fortaleza, en que tengo todo lo que necesito si tú estás conmigo y que a nadie temeré mientras tú vayas delante de mí. En tu nombre Jesús, amén.

David Picado


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?