Devocional: ¿Hemos perdido el tiempo? – Día #5

Escrito por:

Hasta mil generaciones

Plan Devocional Día 5 de 5

«Reconoce, pues, que el Señor tu Dios es Dios, el Dios fiel, que guarda su pacto y su misericordia hasta mil generaciones con aquellos que le aman y guardan sus mandamientos»

Deuteronomio 7:9

Cuántas veces hemos escuchado frases como “sacó los ojos de su abuela”, “heredó la paciencia del papá” o “tiene la personalidad de su mamá”. Es una realidad que de nuestros padres no solo heredamos el apellido, sino también mucho de su físico, carácter y personalidad, incluso nuestra herencia no viene solo de nuestros papás, sino también de nuestros abuelos y generaciones atrás. Parte de esa herencia que recibimos se ve marcada por cosas de las cuales no tenemos el control, sin embargo otra gran parte viene también de las decisiones que han tomado nuestros padres o generaciones atrás que vienen acompañadas de consecuencias que son de bendición y otras que quizás no lo sean. 

Hace algún tiempo en una de las prédicas que dio nuestro Pastor, recuerdo que habló de cómo nuestras decisiones de obediencia o rebeldía podían bendecir o no nuestras generaciones. Esa prédica me hizo pensar mucho en ¿qué quiero que mis generaciones reciban?, en como desde mi juventud, mi obediencia puede ser de bendición. En la Palabra, el Señor nos promete que el extiende su misericordia, hasta mil generaciones con aquellos que le aman y guardan sus mandamientos, esto me parece increíble, que una decisión de obediencia de una persona pueda bendecir tantas generaciones, entendemos que la bendición y la promesa vienen de Jehová, sin embargo toda decisión que tomemos tendrá consecuencias buenas o malas en nuestra vida y en la de nuestras generaciones.

Los invito a pensar,  ¿qué queremos heredar a nuestras generaciones?, ¿paz, paciencia, misericordia, salvación, perdón y obediencia? o ¿enojo, temor y rebelión?, el Señor es fiel y el cumple su promesa, pero de ¿qué manera estamos actuando para que nuestras generaciones sean bendecidas?, “… la generación de los rectos será bendita” Salmo 112:2.     

Oremos:

Señor te damos gracias por tus promesas y bendiciones, te pedimos perdón por todas las veces que te hemos fallado y nuestras decisiones han traído maldición a nuestra vida y familia, enséñanos a vivir en obediencia, rectitud y sabiduría con base a Tu Palabra, te amamos en el nombre de Jesús! Amén.

Gloriana Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?