Devocional: Libertad Sobre la Religiosidad – Día #4

Escrito por:

Tradición vs conocimiento personal       

Plan Devocional Día 4 de 5

«Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres«

Mateo 15: 8-9

Al buscar a Dios debemos entender que la relación con Él es personal y no por medio de tradiciones o de lo que otros nos han contado sobre el Señor. ¡Cuántas veces nos hemos encontrado haciendo cosas pensando que es lo correcto cuando Dios no nos ha pedido que lo hagamos!

Quizás alguna vez hayamos pensado que debemos permanecer en lugares alejados de la sociedad para que de esta manera nos guardemos o nos distanciemos de «lo malo». Aunque la intención puede parecer buena, no es necesariamente lo que Dios quiere que hagamos. Jesús nos dio la instrucción de ir y hacer discípulos, y por otro lado también nos pidió ser luz en medio de las tinieblas.

Sería muy fácil señalar a quien piense que vivir alejado del mundo lo puede salvar; sin embargo, primero debemos examinarnos a nosotros mismos y ver si nuestro actuar está siendo guiado por tradiciones y creencias, confiando en nuestra propia prudencia y no en el Señor. Debemos confrontarnos a la luz de la palabra y permitir que el Espíritu Santo nos enseñe a través de ella, sin depender de lo que lo que aprendimos por costumbre o de lo que escuchamos de otros sobre Dios.

Muchas veces me he visto confrontado con lo anterior y debo hacer pausas en el camino para meditar si lo que estoy haciendo es por religiosidad o es la voluntad de Dios. Debo reconocer, que muchas veces fui guiado por la tradición por encima de lo que la Biblia me decía, sin embargo; el Señor en Su misericordia continuó – y continúa – atrayéndome y recordándome que sólo necesito buscarle de corazón, tener una relación personal y vivencial con Él a través de Su Hijo Jesús y que por su obra redentora en la cruz ahora puedo acercarme confiadamente al Padre.

Oremos:

Señor en este día yo te pido que puedas revisar mi corazón y me puedas mostrar que cosas estoy haciendo con la intención de agradarte pero más bien me alejan de tu plan para mi vida, Dios te pido que me perdones y que realmente mis acciones y mis palabras estén guiadas por ti y que cada vez sea más tú en mí y menos de mí.

Julio Cubero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?