Devocional: Promesas de Dios – Día #6

Escrito por:

Promesa de una bendición

Plan Devocional Día 6 de 6

No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Gálatas 6:9

¿Cuántas veces al día tenemos la oportunidad de hacer algo bueno? Muchas veces encerramos la palabra bendición como algo meramente material o palpable cuando el Señor nos promete bendecirnos mucho, si no nos rendimos. Hace un tiempo un familiar me preguntó mi edad (29) y que cuánto tiempo tenía de conocer al Señor, luego de decirle que desde los 16 años, me respondió algo que me hizo pensar en lo bueno que es y ha sido el Señor: “Que bonito, entregó toda su juventud al Señor, ¡cómo te va a bendecir!”. Mientras escuchaba esa frase pensé en cuanto ya me ha bendecido el Señor y como sus promesas a través de cada etapa en Él se cumplían al pasar los años“Verás a tu familia y amigos venir a mí”(Génesis 22:17), “Pondré palabras de vida en tu boca”(Mateo 16:17), “Usaré tu vida y tu boca para traer a muchos a mí” (Mateo 28:19-20), al escuchar estas promesas, lo primero que de joven podía pensar era que, eso es demasiado para mi, por mi timidez con costos hablaba en mi casa, pero las promesas del Señor eran más grandes que mi situación actual.

¿Te ha dado miedo alguna promesa del Señor? ¿No te crees suficiente? Me pasó en cada promesa, pero entendí que quien me daba la promesa nunca se equivoca, “Dios hará que esto suceda, porque aquel que los llama es fiel.” 1 Tesalonicenses 5:24. Y contra todo pronóstico y barrera humana, hoy puedo ver a mi familia entregada a Él, amo compartir de su amor y su palabra porque ¡QUE NO HA HECHO EL SEÑOR! y aunque el mundo esté de cabeza, amo buscar hacer lo bueno (hasta un saludo puede marcar el corazón de alguien), eso refleja al Dios que me ha prometido tanto. 

Hoy puedo decir que encontré el verdadero amor, Jesús. Me ha bendecido con un trabajo que me permite servirle, me bendice con mi familia, me bendice con mis amigos y me ha bendecido con una iglesia que es mi familia y hoy puedo decir que sus promesas se seguirán cumpliendo porque EL ES FIEL

Oremos

Dios te damos gracias por tu amor, te damos gracias por ver lo mejor de nosotros aun cuando somos pequeños, gracias por tus promesas, porque sabemos que tienes control de todo y cada una de ellas nos acerca a ti y a tu propósito, gracias por dejarnos ser testigos de tus maravillas y aquí seguiremos creyendo en ti. Amén.

Kenneth Araya

Recommended Posts

Comentarios

  1. Qué lindo y reconfortante! «El que prometió nunca se equivoca porque es fiel». Gracias por la palabra 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?