Comunión entre los hermanos
0
57

Comunión entre los hermanos

Hemos estado compartiendo sobre algunos puntos relacionados a las costumbres de la iglesia: ser menos emocionales y más bíblicos, el congregarse es un mandamiento, las personas mas cercanas de nuestra vida deben estar entre nuestros hermanos de la fe, entre otros más.

Ser cristiano es más que solamente intentar no pecar: es negarse a sí mismo, ser cristianos es ser iglesia también. ¿Cómo pueden existir cristianos que amen al Señor y estén agradecidos pero no crean en la iglesia? La iglesia es el legado del Señor, Él la pensó para que creciéramos como hermanos, para que fuéramos forjados y aprendiéramos a amarnos los unos a los otros.

En el tiempo en que se redactó Hechos 2:42 Jesús ya había sido asesinado y también ya había resucitado. El Señor ya había caminado con los discípulos, había sido visto por sus ellos y ascendido al cielo. El capítulo nos dice que los discípulos del Señor estaban unidos orando, cuando fueron tomados por el Espíritu Santo el día de Pentecostés. Es claro ver cómo ellos se mantenían todos unidos, perseverando, lo cual significa mantenerse constante en la doctrina de los apóstoles, la oración sin cesar, la partición de los panes y la comunión de los unos con los otros.

Cuando leemos sobre la comunión de los unos a los otros podemos también entender que se amaban los unos a los otros, así que al hablar de amor debemos ir a la mayor referencia de amor que tenemos en la Biblia que es 1 Corintios 13, el cual Pablo escribió a una iglesia dividida, que discutían sobre quiénes eran sus líderes y a quién respondían.

Después de una llamada de atención, Pablo comenzó a explicar cómo debía ser el amor entre los hermanos. Cuando nos peleamos entre nosotros, debemos pedirle perdón al Señor y comenzar a acercarnos de nuevo, comprendiendo que una casa dividida está destinada a perecer.

¿Cómo es bíblicamente el amor entre nuestros hermanos en la iglesia?. En 1 Co 12 Pablo termina el capítulo diciendo que todo relacionado a lo que va a decir es parte de un camino aun más excelente. Y luego comienza describiendo en que consiste el amor:

1. El amor es sufrido (la definición es paciente): que no busca venganza, es un concepto que el mundo no va a entender porque para ellos es debilidad, y somos capaces  través de la Biblia de ver esta característica en Dios. (2P 3:9), así que intentemos imitar esta conducta con las personas a nuestro alrededor.

2. El amor es benigno (bondadoso): devuelve las malas acciones de otros con buenas obras, de manera tangible. (Mt 11:30).

3. El amor no tiene envidia o celos: es tanto querer los dones que el hermano tiene o desear que el otro no los tenga,

4. El amor no es jactancioso (no se envanece): y las redes sociales muestran tan claramente como la sociedad está llena de esto, todos “rajones” como se conoce el término de manera popular. Pero lo vemos en la iglesia también, cuando un hermano humilla a otro porque no tiene tanto conocimiento en la fe. Aquel que se humilla a sí mismo es el que verdaderamente muestra humildad. (1Jn 1:1-15) Jesús es el mejor ejemplo de esto.

5. El amor no hace nada indebido (es amable): somos poco amables, poco educados, el amor se conduce con amabilidad, tratandonos con cariño y amor. Es por eso que en esta iglesia nos esforzamos por aprendernos el nombre de nuestros hermanos, como el mismo Señor nos llamó por nuestro nombre

6. El amor no busca lo suyo (opuesto al egoísmo): entregarlo todo, como Jesús lo dice: Aquel que halle su vida la perderá pero el que la entregue por causa de Jesucristo, la hallará. Es negarme a nosotros mismos, alegrándonos de lo bueno que le sucede a mi hermano, así también entristecerme de las cosas malas.

7. El amor no se irrita: cuando nos encontremos en una situación difícil de gran estrés, como llegar a un peaje y no tener dinero para pagarlo o que el de al frente no lo tenga, seamos amables, en lugar de ser groseros, intentar de ayudar. Imitemos a Jesús que cuando fue juzgado y herido por nuestros pecados, él fue callado, apacible y paciente a recibirlo por nosotros.

8. El amor no guarda rencor (no guarda registro): la biblia nos dice que nuestros pecados son enviados al fondo del mar y Dios ya no tiene recuerdo de ellos. (Ro 4:8)

9. El amor no se goza de la injusticia: el pecado te lleva a la muerte, así que avergoncémonos de nuestros pecados, y dolámonos por el pecado de nuestros hermanos.

10. Se goza de la verdad: se goza de manera genuina

11. Todo lo sufre (cubrir en silencio): cuando mi hermano se equivoca le pongo una manta encima y lo cubro, lo guarda y todo lo cree. Así que creamos lo mejor de la gente, piensa que va a cambiar, que va a salir adelante, dejemos de ser cínicos o sospechosos, como los fariseos.

12. Todo lo espera: como ese padre o esposo o esposa que espera a que un día se vuelvan al Señor. Cuando alguien te falle, cúbrelo y espera, para que cambie.

13. Todo lo soporta (término militar): en la batalla mas grande, soporto porque estoy cuidando a mi hermano.

Y todo esto es el amor, es Jesús mismo colgado en la cruz, y mientras nos cubría con su manto, Él estaba desnudo siendo humillado. Mientras sus ojos se cerraban creyendo que habían personas por quienes valía la pena morir, derramando su última gota de sangre para que nosotros pudiéramos tener la vida eterna. Y sin embargo, no podemos amar a nuestros hermanos, no puedo saludar porque andamos de malas; esa no es la iglesia del Señor.

Podemos ver a lo largo de las Escrituras como el Señor invierte tanto tiempo para hablarnos sobre el amor los unos a los otros. Unas claves para amar: el amor es un mandamiento no una opción (Jn 13:34-35).

Tenemos al Espíritu Santo, así que tenemos el poder para amar. El amor es fruto del Espíritu Santo dentro de ti, así que debemos practicarlo y mantenernos amando, para que te conozcan como discípulo de Jesús. Y por último en Juan 17:31 “Para que todos sean uno para que tú oh Padre en mí y yo en ti, para que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo sepa que tú me  enviaste”.

Así que la manera en la que el mundo sabrá que somos enviados por el Padre, es a través de amarnos, soportarnos y cubrirnos; intentemos vivir una vida practicando amar a nuestros hermanos, en comunión y oración con ellos en todo tiempo.

Compartir

Otros Sermones de Esta Serie

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?