Entendiendo el sufrimiento - El Siervo sufriente
0
113

Entendiendo el sufrimiento – El Siervo sufriente

Queremos entrar al tema del Sirvo Sufriente, empieza en Isaías 52 y termina en Isaías 53.

Como contexto, vamos a estudiar la perspectiva Judía que fue donde se escribió la profecía del siervo sufriente. Isaías no es el único que ha escrito sobre El Mesías, hay varios profetas que han escrito sobre esto; Isaías es el que lo deja más evidente desde la perspectiva cristiana el tema del Siervo Sufriente. Sin embargo, para el judío esto generó mucho conflicto, porque el judío tenía la expectativa de un Cristo que viniera en conquista, en victoria, a gobernar y a devolverles la tierra que el Señor les prometió.

Pero esta expectativa es confrontada cuando los judíos leen el texto del siervo sufriente, inicialmente entienden que es para El Mesías, pero no había una conexión entre un Mesías que viniera a sufrir con un Mesías que viniera en victoria. Entonces desarrollan dos líneas de pensamiento, la primera es acerca del Messiah Ben David que era El Mesías que iba a ser Rey y la otra era el Messiah Ben Josef que era El Mesías que era Siervo. Entonces, concluyen que iba a darse dos manifestaciones o dos personas, una como Rey, una como Siervo Sufriente, porque no había una conexión en como el Sufrimiento pudiese traer victoria a la vida de ellos.

Isaías 53 nos enseña a ver que claramente es un sólo Mesías, que se manifestó hace 2000 años en la cruz del Calvario, como siervo sufriente donde encima de sus hombros fueron imputados todos los pecados, y este murió para darnos a nosotros libertad sobre la muerte y el pecado, para darnos vida eterna. Posteriormente, el Mesías regresa para gobernar, es ahí donde empieza el establecimiento del reino Milenial, con la segunda venida de Cristo. Ese es Jehová Mesías como Rey y como Siervo Sufriente, es el mismo Jesús, es el mismo Mesías, pero los Judíos aún no lo pueden ver.

Aproximadamente 1000 años después de que Jesús vino, como los judíos leían el texto y algo no amarraba, empieza un movimiento que se mantiene hasta hoy en día, creen que Isaías 53 no fue escrito acerca del Mesías; transformaron o interpretaron que ese texto, acerca del Siervo, Sufriente se refiere a Israel.

Bíblicamente existe un número importante de profecías que tienen un doble cumplimiento. Un cumplimiento cercano y uno futuro. El texto que vamos a leer es una Profecía de doble cumplimiento, donde primero se cumple en JESÚS, en la muerte que Jesús tuvo en Gólgota y luego se cumpliría en plenitud al final de La Gran Tribulación.

Pero el Señor no se le revela en plenitud a los Judíos hasta que los judíos proclamen el nombre de Jesús, al final de La Gran Tribulación, Mateo 23:39  “Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor”, esa era una profecía dada por Jesús mismo refiriéndose al Mesías (sí mismo), indicando que solo aquel que proclama al Mesías va a poder verle.

Cuando el Señor resucitó, se les manifestó a sus discípulos, porque estaba llevando al cumplimiento esta misma profecía.  El Señor solo se les reveló a los suyos porque le conocieron, solo se revela a aquel que se vuelve al Él, aquel al que cree y lo proclama como Señor y Salvador.

Sobre el texto que vamos a estudiar, hay que comprender dos cosas:

  • Primero, el texto que vamos a leer es poesía hebrea (viene en forma de canciones o en forma de expresiones musicales).
  • Segundo, el texto se estructura contiene cinco secciones de tres versículos cada uno empezando en Isaías 52 del versículo 13 al 15.

Empezamos las características del Siervo Sufriente a partir del versículo 52: 13-15.

Sufrimientos del Siervo de Jehová

He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto. Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer, y su hermosura más que la de los hijos de los hombres, así asombrará él a muchas naciones; los reyes cerrarán ante él la boca, porque verán lo que nunca les fue contado, y entenderán lo que jamás habían oído.”

En la NTV (que es una versión bíblica interpretada), la primera palabra dice MIREN, y esa palabra en el hebreo hinneh lo que quiere decir es pongan Suprema Atención, este era un texto dado a Israel, y que hoy Israel sigue sin entenderlo, después de una palabra que los exhorta a poner suprema atención a lo que sigue.

Lo que sigue es fundamental, es lo que Cristo hizo por nosotros 13 He aquí que mi siervo será prosperado” (del hebreo saw-kal), traducida sería: “hará lo necesario para completar su llamado”.  Lo tradujeron como prosperado, porque es parte que ver el fruto para lo que fue llamado.

Cuando un texto antiguo como la Biblia se traduce, hay un principio para los intérpretes bíblicos que es importante comprender: una palabra en Hebreo se traduce a una palabra en español, si no se puede traducir en una sola palabra se utilizan máximo dos palabras y excepcionalmente en tres palabras. Es por esta razón que la regla de traducción no permite que se aproxime tanto como se podría a la versión original.

Lo que quiere decir el texto: hará lo necesario para completar su llamado. Cristo entendía como el título de Mesías representaba todo lo que iba a sufrir para cumplir con el llamado que tenía. Jesús sabía lo que iba a sufrir, lo que iba a padecer y voluntariamente lo aceptó por amor a nosotros.

Luego, el primer versículo termina diciendo: “será engrandecido y exaltado y puesto muy en alto”. Lo que estaba hablando el texto, es que el Señor una vez que completara todo lo que tenía que hacer, iba a pasar por un proceso de bueno a muy bueno y a excelente.  Y lo que el Señor venía anunciándonos también proféticamente es que ÉL iba a morir, a sufrir, a pasarla mal, para luego resucitar, para luego ascender y sentarse a la derecha del Padre. Se observa la progresión de la profecía y del lugar de exaltación que el Señor le dio a Cristo.

Los versículos 14 y 15 describe la victoria a través del sufrimiento. Este pensamiento parecía irracional, ¿cómo iba a venir esa autoridad aplastante a tener que sufrir? Esto era ilógico para los Judíos.

Isaías 53:1 dice: “¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?”

Esta porción de tres versículos habla acerca de cómo el Señor fue menospreciado y fue corrompido desde su enfoque físico, en su mente y en su corazón. Él fue menospreciado y rechazado, empieza con la descripción física de ¿cómo fue viso el Señor Jesús? El texto inicia con una pregunta retórica (es obvia la respuesta): ¿a quién le fue dada la profecía? A los suyos, y ellos no le recibieron. A los israelitas, quienes le volvieron el rostro porque no les empataban las cosas, como ellos pensaban que debía ser.

Además, se debe comprender que el brazo de Jehová no es una figura literaria, era una persona, el autor estaba hablando de la persona de Jesucristo.

Isaías 53:2-3 dice: “Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, más sin atractivo para que le deseemos.Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.”

Físicamente esto explica el rechazo que recibió el Señor de varias formas:

  • Desde su concepción de haber nacido, un Rey que nace en un pesebre, esto produce que Él sea juzgado
  • Las personas con las que se relaciona eran objeto de crítica. Jesús se relacionaba con pecadores (amigo de pecadores).
  • Incluso se menosprecia el lugar donde nació.

Dice la escritura: El Señor fue rechazado en todos los aspectos, el Señor no tenía ni siquiera el aspecto físico para ser esa persona atractiva para todo el mundo.

Isaías 53:4 dice: “ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.”

Empecemos a notar en esta porción, la gran cantidad de veces que se habla en primera persona plural.  Acá se denota el cumplimiento doble de esta profecía (que tienen un cumplimiento actual y uno a futuro).  El cumplimiento presente era para los judíos y el futuro apunta a nosotros hoy.  Debemos leer el texto e identificarnos, cuando vemos una Cruz, los pecados y las transgresiones de esa cruz, esas son nuestras, merecíamos ese castigo, éramos para nosotros.

Al leer “nuestras enfermedades, rebeliones, agonía, paz, somos nosotros viéndonos en la cruz del Calvario, pero en la gran tribulación Israel verá este texto y su perspectiva cambiará.

La palabra “ciertamente”, viene del hebreo awkane y quiere decir cambiar de percepción de lo que anteriormente creía.  Jesús vendrá a transformar la perspectiva de Israel.

Israel proclamará el nombre de aquel que fue Mesías para con ellos y que un día rechazaron. Ahí es donde verdaderamente podrán decir: “Bendito el que viene en el Nombre del Señor”, ese día Israel será salvo.

Sin embargo, Israel cometió grandes errores, no ha sido diferente a los otros pueblos. Los israelitas han sido tan rebeldes somos nosotros. Pero, Israel nunca dejó de ser el pueblo de Dios y el Señor lo ama y va a transformar sus mentes y volverá a atraer sus corazones.

Jehová decide perdonarnos a pesar de nuestros pecados y transgresiones, pero él no tenía la obligación de pasar por alto las consecuencias de nuestro pecado. El amor de Dios para con nosotros es tal que en la mayoría de las veces ha pasado por alto las consecuencias de nuestros pecados, y las pocas veces en que permite que atravesemos las consecuencias, utiliza estas como oportunidades para disciplinarnos en amor.

Continuando con el texto, vemos como el Señor perdona los pecados, cuando se índica que el Siervo Sufriente cargó nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores. Esto muestra que todo pecado tarde o temprano nos lleva a enfermedad o a dolor. Jesús cargó todo esto en la cruz. Entonces, no solo pagó por nuestro pecado, sino que nos dio la posibilidad de que las consecuencias del pecado no nos apliquen hoy para los que nos arrepentimos. El pecado fue derrotado en la cruz del Calvario y hoy podemos disfrutar de eso.

Isaías 53:7-9 dice: Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. 8 Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido. 9Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.”

Desde la óptica judía, ¿sómo Israel puede morir por la rebelión de ellos mismos? Alguien estaba pagando por la rebelión de su pueblo, esta interpretación de que es Israel es el siervo sufriente no tiene sustento.

Algunos aspectos rápidos para considerar:

  • El Señor fue encarcelado, condenado, imputado a muerte; 700 años antes fue anunciado y 700 años después se cumple.
  • El Señor fue asociado con pecadores y sepultado con ricos, pero principalmente debemos entender que el Señor nos enseña en este texto lo que es la expiación.
  • El concepto teológico de expiación quiere decir que el Señor llevará a la restauración de la condición original la relación que él planeó entre nosotros con Dios, reconciliada, cercana, hermosa.

Entre más nos acerquemos a Dios, oremos, busquemos de la palabra, más deseo de santidad va a haber en nosotros, porque más temor a Dios va a producir eso. Además, entre más cerca nos damos cuenta de nuestras carencias y de nuestros dolores.  El Señor quiere restaurar esa relación donde estemos realmente cerca de su corazón, pero la única forma era por medio de un sacrificio, debía morir un cordero puro y sin mancha que el Señor preparó desde antes de la fundación del mundo.

A diferencia del pago expiatorio de cualquier animal, esta vez se pagó una vez y para siempre; por eso la fe se recibe por gracia, solo necesito realmente entregarle mi vida al Señor como Salvador, pero también como Señor, una vez y para siempre y ya tenemos garantía de que nuestra eternidad tiene un lugar marcado y apartado con nuestro nombre. Así, nuestro nombre será escrito en el libro de la vida y estaremos ahí cerca de él, disfrutando de la elección que hicimos en vida, celebraremos con él eternamente. Mas, si lo rechazamos en vida estaremos apartados de él eternamente, Dios respeta nuestra elección.

Jesús fue la expiación de nuestro pecado y la propiciación de la ira de Dios. Estas son dos cosas diferentes, pero van de la mano; Jesús perdonó nuestro pecado y hoy nos enseña que Él no solo perdona sino que busca que la ira de Dios fuese satisfecha a través de ese cordero puro y sin mancha. La expiación total sucede ya que el Señor no solo perdonó sino que hoy Dios no está enojado con nosotros por nuestro pecado, nuestra relación con el Padre fue hecha nueva.

Los últimos tres versículos definen la parte aplicativa y teológica de esta predicación:

Isaías 53:10 dice: Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.”

  • Fue la voluntad de Dios, Él quiso hacerlo por nosotros, quiso amarnos, y recibirnos con brazos abiertos, y la única forma era a través del padecimiento de Jesús. Todas las religiones tienen un conjunto de acciones que se deben hacer para acercarse a Dios. Dios entiende desde su trono que no hay nada que el hombre pueda hacer para acercarse a Él. Los hombres nos caemos, equivocamos, y no podemos cumplir con todo. Por lo tanto, Dios decide acercarse al hombre, revestirse de hombre y bajar para tener una relación con nosotros y darnos la puerta para que nosotros podamos acercarnos a Dios a través del Hijo, pretendió hacer esto por amor.

Isaías 53:10 dice: Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos. Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.”

¿Por qué el Señor permitió esto?

  1. Para su LINAJE, Hoy somos el linaje, las generaciones del Amado. Su sacrificio nos otorga la posibilidad de que hoy podamos acercáramos al Padre.
  2. Para su JUSTIFICACION, somos justificados, vistos justos delante de Dios. A causa de nuestros pecados debimos tener la peor muerte, el Señor debió haber salido libre y sin imputación porque no tuvo manchas y voluntariamente decidió aceptar el castigo que merecíamos para que pudiésemos recibir la bendición que él merecía (la doctrina de la sustitución, por que Él tomo nuestro lugar en la Cruz), y no había forma que nos pudiéramos salvar, ni de acceso al cielo, ni a una relación con Dios, Cristo debía tomar ese lugar.
  3. Para su GLORIA, fue hecho Grande, el Nombre Sobre TODO Nombre. Fue puesto en la Cruz para que fuese Glorificado, porque en EL NOMBRE DE JESUS tenemos poder para echar fuera demonios, para sanidad, en su nombre tenemos la victoria. Hoy el señor ve a su Hijo Amado a través de nosotros.

Isaías 26:19 dice: Tus muertos vivirán; junto con mi cuerpo muerto resucitarán. ­Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío, cual rocío de hortalizas; y la tierra echará los muertos.”

Él es el poder de resurrección. Solo a través de un cuerpo muerto puede haber resurrección, sólo Jesús pudo haber conquistado la muerte, siendo Él primogénito de la resurrección. Siendo Él la vida eterna, siendo la primicia,  Y Él hoy en vida, nos da vida y somos ofrenda mecida delante del Padre, Él fue el primogénito en su resurrección y nosotros resucitaremos después juntamente con él.

Donde es rociada el agua viva, ahí hay vida. Puede ser Tierra muerta y huesos secos, en donde el agua viva toque las cosas se levantan y lo que estaba muerto, brota vida y empieza a salir de donde no había.

La Biblia dice “que Él fue azotado, latigado a tal punto donde su cara fue desfigurada y donde ya ni siquiera parecía rostro de hombre, su sangre fue derramada completamente, sus manos y pies perforados, dejo todo en la Cruz”, una llaga andante sosteniendo una Cruz hasta el Calvario, eso fue lo que fue nuestro Amado Jesús.

La imagen corporal y la imagen mental fue rota, destruida, y vapuleada a tal punto, para que el diseño de Dios en nosotros pudiese ser Restaurado; Uno desfigurado y Uno restaurado.

Dice C.S.Lewis “El hijo de Dios se hizo hombre para permitir a los hombres llegar a ser hijos de Dios”; y Hoy tenemos esa posibilidad.

El llamado que el Señor nos hace no es así de fácil; Es..“Si alguno quiere venir en pos de mí niéguese a sí mismo tome su cruz y sígame”. El llamado que el Señor nos hace, es un llamado a sufrir, si Él fue perseguido, nosotros seremos perseguidos, por que el Mundo lo Odia por que Él Evidencia todo lo que esta Mal en el Mundo.

Si proclamamos ser cristianos, nos van criticar, a juzgar, a rechazar, a decir que somos demasiado radicales…y es tiempo de que digamos GLORIA A DIOS, me enorgullezco de Eso.

Sabemos como hacer para justificar la historicidad de la Cruz?, Psicológicamente nadie muere por una mentira.  Las personas cercanas de Jesús (la primera y segunda generación de creyentes) tuvieron muertes espantosas, fueron apuñalados, crucificados, quemados y orgullosamente con el pecho elevado caminaban hacia su muerte y proclamaban, se gozaban y decían GLORIA A DIOS.  Morirían como el amado, pero se iban a encontrar con él (él estaba en medio acompañándolos) Y quizá el sufrimiento físico fue temporal pero tienen una eternidad con él,  y no se puede comparar

Debemos comprender esto, el fruto de conocerle es sufrir causa del Evangelio, recibiendo persecución, pruebas, luchas, empecemos a hacer de nuestra fe algo que no sea anónimo sino algo expuesto.

Si estamos dispuestos a sufrir por causa de Cristo, como ese discípulo, vamos a tener que dejar todo (sueños, etc) para tener una vida rendida a sus pies

Porque si lo tenemos a Él, tenemos TODO.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/**/ //GOOGLE ANALYTICS - Derek - 2024
Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?