Un hijo de Dios vive con Valentia

Escrito por:

La valentía es un valor universal que nos enseña a defender aquello que vale la pena en los momentos difíciles,  sin embargo la fortaleza interior conducida por una conciencia recta, pueden llevarnos más lejos de lo que podríamos imaginar.
Ser valiente no es sencillo. En ocasiones, la valentía significa afrontar las consecuencias de nuestros actos, los productos de nuestros errores. Desde que eras niño necesitaste valentía para afrontar tus errores: cuando quebraste el adorno favorito de mamá, cuando ibas a confesar tu amor a la persona que te gustaba, cuando debías enseñar tus notas de la escuela, cuando citaban a tus papás a la escuela por algo que hiciste, etc.  Pero ahora  también: cuando no hiciste caso a tu pastor, no cumpliste tu responsabilidad en el ministerio, reconociste una mentira.

También requieres valentía para tomar y cumplir con lo que Dios te ha dado.

 “Yo te pido que seas fuerte y valiente, que no te desanimes ni tengas miedo, porque yo soy tu Dios y te ayudaré donde quiera que vayas” Josué 1:9, estas son las palabras que Dios dijo a Josué Luego de que Moisés muriera, se las dijo en el momento en el que Dios lo nombra como el nuevo líder, como el sucesor de un líder muy apreciado y respetado, puedes imaginar el miedo o la angustia que sintió Josué?, yo si puedo, me lo imagino ahí escuchando la promesa que recibía del todo poderoso y al mismo tiempo observando esa multitud que quedaría a su cargo,  tal vez es el mismo sentimiento que tuviste cuando te ascendieron en el trabajo, o cuando fuiste a tu primer dia de clases, o Dios te puso a cargo de esa iglesia, o cuando te casaste, cuando supiste que ibas a ser mamá, o en cualquier ocasión en la que has afrontado un nuevo reto en tu vida.   Josué quedaba a cargo de ese pueblo que muchas veces fue rebelde con Moisés, ese pueblo que dio la espalda a Dios tantas veces provocando su ira, ese era el pueblo que tendría que pastorear, no suena fácil verdad?

El Señor conoce nuestros corazones, El sabe lo que hay en lo más profundo de nuestro ser, por eso El dio esa palabra a Josué, “esfuérzate y se valiente”, Josué debió estar pasmado al ver la tarea que quedaba delante de él:

1 Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: 2 Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. 3 Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. 4 Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Eufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio. 5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.” Josué 1:1,5

Te sientes identificado con Josué?, cuantas veces El Señor te ha dado promesas pero las dejas en el olvido por miedo, miedo a lo que piensen los no cristianos, que piensen que estás loco, miedo a fracasar, miedo a no saber cómo hacerlo, etc.

Debemos entender que el miedo es contrario al amor, el amor hizo a Cristo morir en la cruz, ahí no había cabida para el miedo, y Cristo valientemente, siendo ejemplo en eso como lo fue en todo, pidió al padre que fuera Su voluntad, y así fue y en El somos salvos.

Josué debía llevar al ese pueblo hacia la tierra prometida, a través de enemigos y adversidades, y si seguimos leyendo mas adelante en ese mismo capítulo Dios le dio a Josué, y al mismo tiempo nos da a nosotros,  una de las claves para ser valientes: Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”. Josué 1:8.

Claro esa clave es su palabra, donde Dios se nos revela. Nos revela parte de El, su naturaleza, sus planes y también sus PROMESAS, si no conocemos la palabra del señor seremos ignorantes de las cosas que El ha preparado para nosotros, no podremos reclamarlas. Te explicare esto con el siguiente ejemplo sencillo: Imagina que sin saberlo seas familia de un multimillonario, este muere y deja su testamento, y en ese hay una herencia para ti, imaginémonos que eras un “sobrino perdido”, no es relevante para que entiendas el ejemplo, pero tu al desconocer que eres de su familia nunca te enteras de nada y esa herencia que legalmente era tuya se pierde, nunca llegas a reclamarla, eso mismo pasa con la palabra de Dios si no la conoces, pierdes cosas maravillosas que Dios dejó especialmente para ti, como por ejemplo Josué 1;8, lee y pon en práctica la biblia y “te irá bien en todo lo que hagas”, muy bonito verdad… allí en la biblia está esa y muchas otras promesas que Dios te ha dejado, irás por ellas?

Dios no pone en nuestras manos algo que no podamos hacer, El tiene todo perfectamente planificado y nos conoce, nos ha equipado con dones y talentos para las tareas que El nos encomendará, recuerda que tu mayor enemigo no es el diablo, eres tú mismo! Poniéndote excusas, viviendo con pereza, viviendo con miedo, nunca menosprecies lo que Dios te ha llamado a hacer, ¡créeme si no fuera importante simplemente no te hubiera puesto a hacerlo y ya!

Debes ir siempre valiente y haciendo frente a todo, mira el ejemplo de David, siempre alabando a Dios y gozándose en El, aún en batallas y rodeado de enemigos, en los más oscuros momentos, donde quien sabe que hubiéramos hecho tu o yo, David escribe lo siguiente: “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra” Salmo 144:1.

La seguridad de las palabras anteriores es sorprendente, la valentía de este hombre es impresionante, y no porque él fuera muy fuerte o poderoso, sino porque su confianza estaba en Jehová, y también David escribió “Tus promesas me dan esperanza; no te olvides de ellas” Salmo 119:49.

David conocía a Dios, él sabía que El no olvidaría sus promesas, era un recordatorio para él mismo. Dios siempre te llevará a cosas inimaginables, “Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman “1 Corintios 2:9, otra promesa hermosa de Dios, incluso cuando crees que ya no hay mas Dios te sorprenderá, sobre esto te contaré una historia: En nuestra iglesia tenemos un hermano que es parte de nuestra congregación hace ya bastantes años, Don Edgar es su nombre, un día en una ministración hermosa por parte del Señor El dio una palabra hermosa al hermano Edgar, le dijo que “su tarea no había terminado, más bien está empezando y aún tengo muchas cosas para ti”, tal vez hayas oído palabras así antes, lo impresionante es que el hermano Edgar ronda los 75 años de edad, mmm ahora me imagino que estás un poco mas impresionado de oír está promesa de Dios a una persona de “avanzada” edad. Así de hermoso es el señor y así de hermosos son sus propósitos, quieres tu ser parte de ellos?

Josué y David estuvieron en situaciones difíciles, en batallas, lutos, tristeza y amargura, pero nunca dejaron al Señor de lado, y El nunca dejó de respaldarlos.

Dios está contigo, no decaigas, no flaquees, no desmayes ante el desierto, “pero el que beba del agua que yo doy nunca más tendrá sed. Porque esa agua es como un manantial del que brota vida eterna” Juan 4:14, ya buscaste al maestro para que te dé de su agua? El nunca hecha fuera al que le busca…

Levántate hoy como un hijo de Dios, triunfador en EL,  medita en su palabra, ve por esas promesas que El te ha dado, sacúdete el miedo, la pereza y aduéñate de eso que Dios te ha heredado en Cristo Jesús, no dejes que nada ni nadie te lo quite, te invitó a que leas todo el libro de Josué y mires como Dios fue fiel con él, de la misma forma lo será contigo.

No lo olvides esfuérzate y se valiente.

 


Comentarios

  1. Alonso que buena esta! Este tema lo trate el otro dia con Jota, de lo que realmente es la Valentia… Se ocupa la valentia para poder vencer el temor que quizas nos pone trabas en la vida!

  2. felicidades muy bueen mensaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *