Perseverando en la fe - Argumentos de verdad ante las mentiras
0
366

Perseverando en la fe – Argumentos de verdad ante las mentiras

Predicador: Derek Berdugo

Todos tenemos etiquetas y hemos comprado mentiras del enemigo; probablemente circunstancias que pasamos en algún punto de nuestras vidas nos marcaron y condicionó quienes somos hoy.  Esto pudo haber pasado antes de conocer a Dios o posterior, en momentos abrazamos esa mentira y condiciona nuestra forma de vivir la fe.

Juan 8:44 (NTV)

44 “Pues ustedes son hijos de su padre, el diablo, y les encanta hacer las cosas malvadas que él hace. Él ha sido asesino desde el principio y siempre ha odiado la verdad, porque en él no hay verdad. Cuando miente, actúa de acuerdo con su naturaleza porque es mentiroso y el padre de la mentira”

El enemigo vino a traer el pecado, separación y muerte espiritual.

Muerte espiritual quiere decir separación, distancia entre el Hombre y Dios, porque el enemigo está contento cuando genera esa distancia a través de la mentira

Las buenas noticias del evangelio es que Jesús vino a desatar toda obra del enemigo, y a darnos victoria, a traer claridad a nuestra mente y pensamientos.

1 Juan 4:4 (NTV)

4 “Pero ustedes, mis queridos hijos, pertenecen a Dios. Ya lograron la victoria sobre esas personas, porque el Espíritu que vive en ustedes es más poderoso que el espíritu que vive en el mundo.”

Porque vamos a temer si estamos en Cristo y caminamos en Integridad, el que ésta en nosotros ¡Poderoso es!

Romanos 7:24-25 (NTV)

24 “¡Soy un pobre desgraciado! ¿Quién me libertará de esta vida dominada por el pecado y la muerte? 25 ¡Gracias a Dios! La respuesta está en Jesucristo nuestro Señor.”

Jesucristo nuestro Señor nos da la capacidad de que nosotros podamos vencer la maldad que esta en nuestra carne, Él nos da la capacidad a través del Espíritu Santo.

1 Juan 5:4 (NTV)

4 “Pues todo hijo de Dios vence a este mundo de maldad, y logramos esa victoria por medio de nuestra fe”.

Si todos nuestros enemigos fueron derrotados, quiere decir que Jesús nos hizo libres, libres de vicio de pecado, de toda situación.

Juan 8:34-36 (NTV)

34 Jesús contestó:

—Les digo la verdad, todo el que comete pecado es esclavo del pecado. 35 Un esclavo no es un miembro permanente de la familia, pero un hijo sí forma parte de la familia para siempre. 36 Así que, si el Hijo los hace libres, ustedes son verdaderamente libres.”

No vivamos como esclavos, fuimos hechos libres, Jesús nos dice: eres libre, cree en mí, entréguenme su vida, ponme como Señor y Salvador, necesitamos salir de la esclavitud y experimentar la libertad.

La palabra de Dios nos dice: Escoge vida y vivirás, escoge muerte y morirás

Juan 8:47(NTV)

47 ”Los que pertenecen a Dios escuchan con gusto las palabras de Dios, pero ustedes no las escuchan porque no pertenecen a Dios.”

Si nosotros logramos ser personas de la palabra, vamos a salir de la condición de la esclavitud.

Jesús dijo a la gente; “Entonces si escuchamos la palabra de Dios, somos hijos de Dios, si escuchamos la palabra del enemigo, somos del enemigo.”

Juan 8:47(NTV)

31 Jesús le dijo a la gente que creyó en él: “—Ustedes son verdaderamente mis discípulos si se mantienen fieles a mis enseñanzas”

Él es el camino, la verdad y la vida, Él quiere revolucionar nuestras vidas. Dios es fiel y seremos transformados en Él.

1 Timoteo 4:1(NTV)

1 Ahora bien, el Espíritu Santo nos dice claramente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe verdadera; seguirán espíritus engañosos y enseñanzas que provienen de demonios.”

Estamos escuchando lo que el Señor quiere que escuchemos, pero nos aferramos a las mentiras del enemigo.  Debemos escoger a quien queremos servir, con quien queremos estar, a quien dejamos controlar nuestra vida.

Colosenses 3: 9-10 (NTV)

9 “No se mientan unos a otros, porque ustedes ya se han quitado la vieja naturaleza pecaminosa y todos sus actos perversos. 10 Vístanse con la nueva naturaleza y se renovarán a medida que aprendan a conocer a su Creador y se parezcan más a él.”

Si seguimos siendo los mismos que antes no podemos engañarnos y pensar que hemos nacido de nuevo.  La única forma de crecer espiritualmente es conociendo a Dios, cuando amemos su palabra, al tener comunión con él.  Solo conociendo a Dios podemos ser renovados.

Romanos 12:2 (RVR 1960)

2 “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

Nuestra forma de pensar necesita ser renovada para salir de la esclavitud. ¿Qué debemos hacer para pasar la batalla? La batalla se pelea en la mente, nuestra batalla esta en que creamos y la condición en la que hemos de vivir.

Romanos 12:2 (NTV)

3Somos humanos, pero no luchamos como lo hacen los humanos. 4 Usamos las armas poderosas de Dios, no las del mundo, para derribar las fortalezas del razonamiento humano y para destruir argumentos falsos. 5 Destruimos todo obstáculo de arrogancia que impide que la gente conozca a Dios. Capturamos los pensamientos rebeldes y enseñamos a las personas a obedecer a Cristo.”

Necesitamos derribar las mentiras para poder caminar como realmente Cristo quiere que nosotros caminemos.

Efesios 6:11-17 (NT)

11 Pónganse toda la armadura de Dios para poder mantenerse firmes contra todas las estrategias del diablo. 12 Pues no luchamos contra enemigos de carne y hueso, sino contra gobernadores malignos y autoridades del mundo invisible, contra fuerzas poderosas de este mundo tenebroso y contra espíritus malignos de los lugares celestiales.

13 Por lo tanto, pónganse todas las piezas de la armadura de Dios para poder resistir al enemigo en el tiempo del mal. Así, después de la batalla, todavía seguirán de pie, firmes. 14 Defiendan su posición, poniéndose el cinturón de la verdad y la coraza de la justicia de Dios. 15 Pónganse como calzado la paz que proviene de la Buena Noticia a fin de estar completamente preparados

16 Además de todo eso, levanten el escudo de la fe para detener las flechas encendidas del diablo. 17 Pónganse la salvación como casco y tomen la espada del Espíritu, la cual es la palabra de Dios.”

Nosotros nos protegemos del ataque del enemigo así:

Tenemos la coraza, nos sabemos justos

Tenemos el casco, nos sabemos salvos

Tenemos el escudo, sabemos que la palabra de Dios edifica

Si una flecha pudiera pasar cualquiera de las anteriores, si una mentira arraigada en nuestra vida sobrepasa a lo anterior y llegara a tocar nuestro cuerpo, solamente con la palabra de Dios podemos revolucionar nuestra vida y transformar esas mentiras que han condicionado nuestro actuar.

El enemigo va a seguir tratando de traer mentiras a nuestra vida, pero si tenemos las verdades de Dios, las verdades van a ser vida en nosotros, pero necesitamos ir a la escritura, somos de Cristo, somos libres en Cristo y el enemigo no tiene control sobre eso, ya fue derrotado.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/**/ //GOOGLE ANALYTICS - Derek - 2024
Abrir chat
¿Necesitás contactarte con nosotros?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?